martes, 4 de agosto de 2015

Hoy me ha dado la vena para escribir, y ya que tengo este maravilloso blog (lo sé, es perfercto ;D) no voy a desperdiciar tal oportunidad.

Estaba cotilleando la cuenta de una amiga en "twitter" (soy toda una stalker ☺) cuando di con un vídeo de baile, para ser más concreta este (https://www.youtube.com/watch?v=VWqXx_RSE1c). Nunca había escuchado, o leído, sobre ese grupo pero agradezco haberlo encontrado gracias a ella.

No estoy muy segura si anteriormente he publicado algo sobre baile o la música, pero por si no lo he hecho os cuento que es algo que necesito en mi vida. Unos no pueden vivir sin chocolate, otros no pueden vivir sin café, pues yo no puedo vivir sin la música y el baile. Es algo que me llena, me saca una sonrisa, cuando estoy triste me acompaña o si quiero me anima.

Bailar es como escribir, solo que se sustituyen los movimientos de tus manos escribiendo palabras, por el movimiento libre de tu cuerpo. No importa si solo mueves la cabeza, marcas el ritmo con tu dedo índice derecho (o el izquierdo, que sino se pone celoso), lo bonito es sentirlo. Sentirlo en tu pecho, sentir lo que quiso decir quién compuso esa canción y que se te erice el vello, tu sonrisa se ensanche o que derrames alguna que otra lagrimilla.

Al igual que el amor, la música no tiene idiomas. No importa si la canción está en inglés, español, finés o chino, si se vierten los sentimientos en la obra, el espectador lo nota.

Aunque vea este vídeo sin cesar, creo que nunca me voy a aburrir https://www.youtube.com/watch?v=JOD2OpY_iJM

PD: Esta canción SIEMPRE que la escucho, me da ganas de llorar, sin hablar de la letra o el contexto de la película. https://www.youtube.com/watch?v=3DBXXrJI5g0

Aunque no lo parezca, aún estoy viva... Isabella.
4 de agosto del 2015.