miércoles, 31 de diciembre de 2014

...

¿Cuánto quedan para las campanadas? Depende de la hora en que leas esto. Puede que queden seis horas, seis minutos, seis segundos o inclusive, un año entero.

Este año ha sido muy peculiar, me he vuelto a descubrir. Sé que suena raro, pero es que es raro. Es una clase de "digievolución" (ese término lo explica bien). Pero por eso no estoy aquí. Aquí estoy por los cambios en general de este año.

He tenido muchos buenos momentos y alguno que otro malo. Menos, pero que se dan a notar.
Como bien escribí en otra reseña, me dejaron colgada en un cumpleaños (me he comprado unos zapatos al devolver la camisa 8D); ya no me hablo con una "amiga"... Cosas de la vida, unos entran, otros salen. Ahora viene cuando os imagináis un tren, pues así es. Digamos que cada estación es una etapa, pues este 2014 he tenido bastantes etapas.

Pero que esto no se llene de negatividad, que muchas cosas buenas han pasado.
Por fin, sí ¡Por fin!, he encontrado carreras que me gustan para el año que viene (si no repito, claro está).
Por fin he entrado en una academia de baile.
Por fin me da igual lo que se comente de mi.
Por fin me da lo mismo contestar a la gente que se lo merece. En plan seria (ò.ó).
Por fin no tiro yo sola de la carreta.
Por fin, por fin, por fin muchas cosas.

Siempre hay que ver las cosas por el lado positivo y si no tiene encontrar uno. Porque si no, que chasco de vida. Sé que algunos golpes son más duros que otros, pero de todo se aprende. Ahora pensaréis "solo tienes 17, no sabes nada de la vida" (o no). ¿Pero sabéis qué os escribo? Cada cosa es importante en su momento. A los siete te preocupas por no saber multiplicar bien, a los 14 que te ha salido un grano y parece que va a cobrar vida y a los 17. Bueno, te preocupas por cosas de los 17.

Pero no "hablemos" de problemas, hablemos de cosas buenas.

Debemos ir siempre con la mente positiva y cosas positivas no pasarán. Ley de vida. Ley para el 2015.

Feliz penúltimo (no se dice último) del año y espero seguir escribiendo ^^.

PD: Bailad con las campanadas, fijo que se hace más divertido.

Isabella.
31 de diciembre del 2014.